Esta receta es ideal para “engañar” a nuestros sentidos, haciéndolos creer que nos estamos comiendo un delicioso pastel de chocolate cuando, en realidad es casi como comerse un trocito de pan dulce de leche integral. Os animo a probarlo, os gustará:

Ingredientes:

400 gm de harina de Espelta

100 gm de miel o sirope de arroz

2 cucharadas soperas de algarroba

300ml de leche de arroz

250ml de agua

195ml de aceite

2 cucharaditas de té con bicarbonato

1 sobre de levadura química

250gm de avellanas

Preparación.

Primero mezclamos todos los ingredientes secos (con las avellanas previamente molidas hasta hacerlas polvo o textura harina) y los reservamos. En otro recipiente añadimos los líquidos, empezando por el aceite de oliva, el agua y la leche y poco a poco le vamos añadiendo los ingredientes secos hasta formar una masa homogénea. Lo vertemos en un molde engrasado o forrado con papel de cocina (por si tenéis poca maña para evitar que se os peguen los pasteles)y lo horneamos a 190-200º durante unos 30-40 minutos.

IMG_2736

IMG_2737

La consistencia de la masa os va a sorprender.

Si el pastel se os antoja más dulce, podéis rellenarlo de una fina capa de sirope de arroz o incluso de alguna crema de frutas. Está delicioso y lo mejor de todo es que es sanísimo.

IMG_2738